¿Cómo hacer el Evangelio en el Hogar?


1. Escoja el día de su preferencia. Sugerimos un día de fácil memorización, por ejemplo, segunda.


2. Elija una habitación silenciosa y agradable de la casa, preferiblemente el comedor, y que esté con los aparatos electro electrónicos apagados.


3. Coloque una jarra con agua sobre la mesa, para fluidificación. A falta de ella se pueden utilizar vasos, cualquiera, en número correspondiente a los integrantes del Evangelio.


4. Sentarse a la mesa sin aliento y sin ruido.


5. Hacer la oración de apertura, a que toque más profundamente el sentimiento familiar. Puede ser una oración pronta o una oración espontánea, lo importante es, repetimos, el sentimiento de la fe y la confianza en la protección divina.


6. Después de hacer una breve lectura de El Evangelio según el Espiritismo. Comentar con palabras propias el trecho leído, los comentarios surgir espontáneamente pues los Espíritus amigos estarán ayudando en la comprensión de los textos seleccionados.


7. Los demás integrantes podrán hacer comentarios también, si lo desean. El Evangelio en el Hogar es ante todo una reunión de Espíritus reencarnados en el mismo ambiente, buscando a través de la oración, de la elevación de pensamientos y del diálogo fraterno, el amparo y la ayuda del Más Alto para sus problemas y necesidades.


8. Para incentivar la participación de los hijos o demás miembros, con excepción de los pequeños, es conveniente pedir que lean mensajes espíritas, para la reflexión del grupo. Incentivar, con cariño, el comentario después de la lectura. Sugerimos aquí un libro de mensajes.


9. Proferir la oración de clausurar y rogar, por ejemplo, por la paz, armonía, salud y felicidad de los miembros de la reunión y de todos con los que se convive, pedir la bendición de Dios para los familiares desencarnados, sin temor. El recuerdo de la oración alegra y pacifica a los que partieron.


10. Es completamente desaconsejable cualquier manifestación mediúmnica durante el Evangelio en el Hogar.


11. Servir, después de la oración de cierre, el agua fluidificada.

#español #evangelioenelhogar

2020 © Todos direitos reservados Conhecendo o Espiritismo